El mercadeo de hoy debe enfocarse en la gente

Actualmente, el principal activo de las organizaciones no es el dinero, sino los clientes que generan reconocimiento en la empresa, y a la vez garantizan su sostenibilidad y no solo su continuidad.

El mercadeo ha cambiado la interacción con la gente porque ya no se hace una encuesta física o un lanzamiento de productos a ver qué tanto la población lo acepta. Así actuaba esta carrera años atrás.

Ahora, según el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Católica de Santo Domingo (UCSD), Jorge Báez, el mercadeo no puede ver a sus públicos aisladamente, sino que tiene que crear emociones y sentimientos en ellos. “Los mercados son personas y si lo vemos así agregando el gerundio estamos mercadeando, es decir, haciendo personas, tratando con la gente. Es importante la inteligencia emocional y el pensamiento. Es esencial saber combinar estos elementos con las ideas y con lo que los que están detrás de la empresa son personalmente”, destaca Báez.

El también director de la Escuela de Mercadeo de la UCSD expresa que el marketing (deseos de los consumidores) ayuda a las personas en sus necesidades sociales, lo que se traduce en el éxito empresarial.

Ya no es bombardear a las personas para que compren un producto, pues el mercadeo actual deja de lado las informaciones frías y apela a los sentimientos, a lo que los clientes quieren escuchar.

Al respecto, Báez señala: “Las redes sociales están llenas de buenos mensajes que le llegan a la gente y no le están diciendo que compre una utilidad. Lo que están queriendo enseñar es que patrocinan que sus consumidores vivan de una manera, y eso a las personas les gusta y les atrae”.

Añade que en este aspecto incide en “que tú puedas ser ese que siempre has sido pero con mejor percepción, que es la realidad porque lo que tú proyectas es lo que la gente compra”.

Enseñanza
La UCSD está creando espacios para que los futuros mercadólogos se interesen por combinar en su labor las acciones operativas y las estrategias, pues la planificación da sentido a las campañas publicitarias.

La universidad está incentivando la práctica en las formaciones, descubriendo lo que necesitan los empresarios para después cumplir con sus requisitos.

“Tomamos el plan de estudio de la carrera y lo adecuamos a lo que quiere el empresariado. Hace tres años se actualizó y quitamos 40 créditos para dejar las asignaturas que ayudarían a los estudiantes a conseguir trabajo más rápido”, puntualizó Báez.

Sustentó que el mercadeo se ha nutrido de las academias y por eso la UCSD desea cambiar el paradigma de que los alumnos vayan a recibir clases o teorías porque hay que enseñarlos a ser grandes personas, antes que grandes seres humanos.

Powered by WPeMatico

AdSense