“Las metas de la Administración Municipal para reducir los índices de desempleo en Ibagué, no son ambiciosas …

Este joven emprendedor, administrador de empresas, con maestría en gerencia y gerente de mercadeo de Droguerías Copifam, afirma que la falta de oportunidades y programas a nivel gubernamental, incrementan la informalidad.

Danny es ibaguereño y se ha hecho al lado de su padre en esta importante cadena de droguerías, lo que le ha permitido conocer, analizar y estudiar la  problemática en la ciudad donde generan más de 400 empleos directos.

“Es preocupante la situación que sigue afrontando la ciudad de Ibagué, porque un séptimo lugar a nivel nacional en términos de desempleo, demuestra que la situación no mejora y estamos con un 12.9 % frente a un 12.3 % del año anterior y por encima en 3,5 puntos de la media nacional que está en 9.1%, todo esto es la sumatoria de un conjunto de factores y lo más importante es que en la ciudad no tenemos industria y ese es uno de los elementos que más jalonan empleo en cualquier parte”, afirmó el joven empresario.

Agregó también que es muy poco lo que se está haciendo desde el Gobierno Municipal para ponerle freno o afrontar la situación a través de políticas serias y medidas que no se ven para que se dinamice la empleabilidad y por ende haya más oportunidades de trabajo para los ibaguereños.

“Hago un llamado porque, desde mi punto de vista veo muy poco ambiciosas las metas desde la Alcaldía de reducir el desempleo, un 0.5 % en este periodo, da a entender que combatir estos índices no son un tema crucial para este periodo de gobierno, caso contrario a ciudades similares como Manizales donde la alcaldía, los gremios y la academia se han unido para trabajar juntos y bajar esos índices”, agregó.

Dijo que se debe trabajar en muchos aspectos porque el problema viene empeorando, no reduce y va en ascenso, además que hay indicadores que muestran que la ciudad tiene un gran atraso en muchos aspectos que deben ser preponderantes para que haya verdaderas fuentes de empleo.

“Según el Banco Mundial, Ibagué presenta un rezago en temas como la infraestructura y otro tema que ha afectado e impactado la problemática es la alta carga impositiva y no ha habido exenciones tributarias que permitan atraer la inversión y por ende, bajar los indicadores de desempleo”, expresó.

Afirmó que  la falta de oportunidades hace que la informalidad cada día se apodere más de la ciudad y que es muy preocupante que desde el gobierno local no se esté trabajando de frente a la problemática que esto representa.

“Efectivamente una cosa conlleva a la otra, si no tenemos industria, si no hay  una estructura productiva que pueda generar empleo de calidad y formal, la gente se dedica a la informalidad porque son pocas las empresas que generan trabajo y el llamado es a que haya una verdadera política pública de empleo y eso lo hemos trabajado desde hace años, la ciudad está sobre diagnosticada y sabemos que tiene un gran potencial, pero hay que actuar y trabajar sobre esas potencialidades”, dijo Ospina.

Agregó que hay que analizar las ventajas y mirar como lo vamos a canalizar, por ejemplo, que la ciudad puede ser el gran centro logístico del centro del país y aprovecharlas para atraer industria y empleo de calidad.

“Este es el momento en que no sabemos qué es lo que quiere y necesita Ibagué para superar esta problemática, se deben juntar todos los entes con un objetivo común y sobre él trazar un plan de desarrollo a largo plazo pero ejecutarlo porque esa falta de acción es la que nos muestra estos lamentables resultados”, concluyó.

Powered by WPeMatico

Antiques

AdSense